Como mejorar tus finanzas sin morir en el intento

Publicidad

mejorar finanzas personales

Puedes realizar diversas acciones para mejorar o poner en orden tus finanzas personales. A continuación te presentamos algunos consejos que puedes poner en práctica para asegurar y potencializar tu estabilidad en cuestión de dinero:

Edúcate en cuestión de finanzas personales

Para aprender sobre finanzas personales, una de las mejores cosas que puedes hacer es leer (ya sea en libros, blogs, sitios webs, revistas, etc.) y buscar información acerca de cómo mejorarlas. Mientras más conozcas acerca de finanzas personales, podrás manejar tus finanzas de mejor manera, e incluso, podrías ayudar a otras personas a mejorar las suyas. Si crees necesitar más ayuda, puedes contratar los servicios de un profesional en finanzas para que te ayude a resolver tus dudas o establecer un plan financiero a largo plazo, tú decides.

Aprende a ser organizado

Si no eres organizado en tus actividades cotidianas, difícilmente lo serás con tus finanzas personales. El ser organizado es una gran virtud que te ayudará a sortear de la mejor manera los problemas que se te puedan presentar. Una buena idea para comenzar a ser organizado es llevar una agenda con las acciones que debes de realizar, con las deudas que aún no has terminado de pagar, con los sitios en los que planeas invertir tu dinero, etc.

Sé consciente de tu crédito

Tu historial en materia de crédito puede decir muchas cosas sobre ti. Por ejemplo, en caso de solicitar un préstamo y tener un historial no muy bueno, puede ser que por esta razón te sea negado. Esto no puede parecer muy importante, pero puede perjudicarte en caso de que desees hacerte con una casa o con un automóvil; por ello debes procurar en mantener un historial de crédito intachable y no gastar más dinero del que te puedes permitir.

Una buena idea para que seas consciente de las cantidades que manejas en tu crédito puede ser el revisar tu historial por lo menos una vez cada seis meses. Si te es más fácil puedes elegir una fecha que te sea importante para no olvidar revisarlo.

Realiza un presupuesto

Puede sonar bastante simple, pero en realidad pocas personas realizan un presupuesto para poder conocer la cantidad de sus ingresos y los gastos que llevan a cabo mes con mes. Actualmente ya no hay pretextos, además de los métodos tradicionales, hoy en día puedes emplear aplicaciones que te pueden ayudar para revisar tus finanzas personales; o bien, puedes hacerlo en una sencilla hoja de cálculo de Excel. Tú tienes la decisión de elegir aquella opción que se adapte mejor a tu forma de vida.

Si de verdad deseas mejorar y ordenar tus finanzas, necesariamente deberás reservar tiempo para revisar cada cierto tiempo tu presupuesto; esto te ayudará a conocer detalladamente tus gastos y tus ingresos y planear mejores planes de ahorro o inversión para tu dinero.

Automatiza tus finanzas

Hoy en día, la tecnología nos ofrece diversos productos para realizar diferentes tareas con mayor facilidad, precisión y rapidez. Como dice el dicho, el tiempo es oro, y si logras automatizar tus finanzas personales perderás menos tiempo en ellas. Puedes emplear aplicaciones, realizar transferencias por internet, entre otras acciones. Si tienes que realizar pagos en determinadas fechas, puedes colocar una alarma en tu celular o una nota en el calendario de tu computadora. Mientras más logres automatizar tus finanzas, gastarás menos tiempo en ellas y lo podrás emplear en otras acciones.

Haz planes para liquidar tus deudas lo antes posible

Lo primero que puedes hacer para lograr cubrir el monto de todas tus deudas es hacer una lista con las deudas que has contraído y que no has terminado de pagar hasta el momento; agrega por igual tus deudas en tus tarjetas de crédito, el crédito de tu casa, para pagar tu universidad, etc.). Lo que deberás hacer es revisar el balance actual de tu cuenta, el pago que debes realizar de tus deudas cada mes, la tasa de interés que debes de cubrir, así como otros factores a tener en cuenta.

Algo de suma importancia es siempre contar con un “colchón”, cierta cantidad de dinero que tengas ahorrada, lista por si necesita en caso de algún accidente o improvisto financiero.  A pesar de que desees pagar tus deudas lo antes posible, no debes de olvidar dejar una cantidad de dinero guardada; esto puede ser de gran ayuda en ciertas ocasiones. Un excelente “colchón” de dinero sería uno que cubriera una cantidad de entre 6 y 12 meses de tus gastos. Recuerda que este dinero no debe tocarse y, de ser posible, debes de aumentar su cantidad año con año (puedes guardarlo en una cuenta de ahorro).

Intenta comenzar un negocio propio

Si no cuentas con un negocio propio, comenzar uno es, sin lugar a dudas, una excelente opción para diversificar tus fuentes de ingresos. Para iniciar un negocio no necesitas forzosamente de altas cantidades de dinero, todo depende de lo que quieras llevar a cabo. Piensa en qué es lo que te gusta, en qué eres bueno  y qué tipo de negocio te sería más fácil comenzar de acuerdo con los recursos con los que actualmente cuentas.

Invierte tu dinero

Esta es otra forma de diversificar tus fuentes de ingresos y de aumentar tus ganancias a largo plazo. El principal beneficio de diversificar tus fuentes de ingresos es que lograrás disminuir los riesgos que implica manejar dinero en diversas áreas. Si no sabes bien como se manejan las inversiones o no estás seguro en dónde invertir tu dinero, puedes consultar a un planeador financiero. Algunas de las formas más populares de inversión son los Cetes, bonos y la compra de acciones, de entre ellas puedes elegir la que más se adecúe a tu estilo de vida.

Evita gastar en cosas superfluas

Podemos prescindir de la compra de una gran cantidad de objetos y mejor emplear ese dinero para ingresarlo en nuestra cuenta de ahorro, para pagar alguna deuda que aún tengamos pendientes, o bien, para comenzar a invertir. Si eres consciente, te darás cuenta de la enorme cantidad de cosas de las que podemos prescindir.

Etiquetas
Publicidad